El NO ES QUE NO en los niños

26 Abr

Cuando mamá dice que NO es que NO. ¡Cuántas veces nos habremos imaginado lo bonito que sería todo si esa frase fuera cierta! Hay miles de madres que se preguntan por qué su NO no funciona como debería. Se preguntan por qué dicen que no y a sus hijos no les afecta.

arte-de-poner-normas_artículo

¿Porqué no funciona el No es que NO?

Cuando se dan ese tipo de cosas tenemos que analizar las circunstancias. Está bien, a mi hijo no le afecta que yo le diga que no, ¿por qué?

Pues como siempre vamos a intentar averiguar por qué y ponerle solución:

  1. Es importante que nos fijemos a qué le decimos que no. Que no tire un juguete.
  2. Qué observemos qué hace nuestro hijo al respecto. Lo tira.
  3. Qué pensemos qué hacemos nosotros. Le reñimos… se lo devolvemos… no…
  4. Qué hace él/ella con lo que nosotros hacemos. Lo repite, llora, lo deja…

En este caso, el error sería reñirle porque es lo que él/ella espera que hagas. Que le riñas y pierdas un poco de tiempo llamándole la atención, tiempo que le dedicas a él/ella.  Y no a otra cosa…

Cuando nuestro NO no funciona es porque en algún momento hemos cedido, aunque sea un ápice. Aunque a nosotros no nos lo parezca, ellos ponen una “pica en Flandes” y están la mar de contentos por haberlo conseguido. Por eso es importante que, más que analizar la actitud de nuestro pequeño, analicemos la nuestra.

Nuestra actitud

Somos nosotros los que en algún momento hemos hecho algo que no les ha parecido mal de todo. Hasta hay veces que buscan que les digas que no, por el mero hecho de ver tú reacción. En estos casos hay que actuar: tiras el juguete, pues yo te lo quito. No hay opción, él ya sabe que eso no se hace. Si cedemos en algún momento, por cualquier circunstancia, os puedo asegurar que se va a estar acordando constantemente. Y volverá a intentarlo una y  otra vez. Por eso, es muy importante la constancia. Es fundamental volvernos, a veces, tan cabezotas como ellos porque, como dije en el post de las rabietas, con una vez que él pueda contigo has perdido la batalla.

También puede interesarte:  ¿Qué hacer si mi hijo no obedece?

En ocasiones el No no funciona y hay que empezar a actuar con algún tipo de regañina o castigo. ¿A que habéis probado mil y tenéis la sensación de que ninguno es efectivo? Os invito a que nos los contéis para que la semana que viene podamos hacer un artículo sobre cómo poner castigas efectivos.

Seguro que entre todos sacamos un artículo genial y, entonces, ¡¡cuando mamá diga que NO, será  que NO!!



No hay ningún comentario aún

Deja un comentario

Acepto los terminos y condiciones


Responsable: Cocholate Decoración SL

Finalidad: Publicación del comentario en nuestro blog

Legitimación: Publicación del comentario

Destinatarios: Tus datos serán guardados en GoDaddy, nuestro hosting, y WordPress, que también cumplen con el RGPD.

Derechos: Tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Close Bitnami banner
Bitnami