Cuándo corregir la lengua de trapo en los niños

19 Abr

Cuando un niño habla con, lo que llamamos, lengua de trapo nos hace mucha gracia. Lo malo es que a veces corremos el riesgo de potenciar este comportamiento. Ahora bien: ¿cuándo y qué debemos hacer para evitarlo?

Cuándo corregir la lengua de trapo

Es fácil encontrar un niño que te diga que se le “ha rompido” un juguete. Nosotros le deberíamos contestar: “vaya, se ha roto”. No es necesario explicarle que lo ha dicho mal, siempre y cuando estemos hablando de niños de 0-3 años. Con corregirle de inmediato irá interiorizando las estructuras.

Cuando nos pide “aba” o el “tete” nosotros deberíamos preguntar “¿quieres agua?”o “¿dónde está el chupete?” De esta forma vamos aumentando el vocabulario de nuestro pequeño.

Cuándo corregir la lengua de trapo

A un niño debemos hablarle como un adulto. Por supuesto no con el mismo tono ni la misma seriedad, sino con los mismos términos. Si potenciamos un habla infantil y él ve que nos hace gracia, nunca se esforzará por hablar correctamente.

En muchas ocasiones, las madres nos piden un límite de edad en el que podamos establecer si existe o no un problema. Yo lo establecería en los 4 años a nivel fonético, es decir, que el niño sepa pronunciar todos los sonidos. La erre fuerte es el sonido que más nos suele llamar la atención y el que más les cuesta. Pero no siempre es ese el que nos trae más problemas.

Potenciar el lenguaje

Os voy a dar unas pautas para que ayudemos a nuestros pequeños a potenciar el lenguaje y hacerlo de una forma correcta:

  • Nunca debemos hablarles como ellos nos hablan a nosotros. Palabras como “aba”, “tete”, “lleta”… deberemos sustituirlas por agua, chupete, galleta…
  • Cuando ya son un poquito más mayores podemos insistirles en que vocalicen porque en muchas ocasiones esto es lo que les impide pronunciar correctamente. Por ejemplo: “vamos a hablar como una rana de boca grande….”
  • Ojo, es importante que el niño utilice el lenguaje, es decir, que nos pida una cosa en lugar de señalarla con el dedo. Si a un niño le cuesta hablar y se lo ponemos fácil, se volverá “vaguete” y nos costará mucho más que se suelte.
  • Leerles un cuento ayudará a que se aficionen a la lectura que, aunque parezca mentira, les ayudaría mucho en sus problemas de lenguaje además de enriquecer su vocabulario.
  • Como bien sabéis los niños son como esponjas así que tenemos que tener cuidado en cómo hablamos delante de ellos, pues lo repetirán exactamente igual. 😉
También puede interesarte:  Cesto para juguetes personalizado

Y como siempre, con paciencia y constancia no tardareis en ver resultados positivos. Si tenéis cualquier duda o consulta que realizarme, estoy a vuestra disposición.

Os dejamos en el siguiente enlace, otro interesante consejo de Almudena sobre la autonomía de los más peques. Esperamos que os guste!



No hay ningún comentario aún

Deja un comentario

Acepto los terminos y condiciones


Responsable: Cocholate Decoración SL

Finalidad: Publicación del comentario en nuestro blog

Legitimación: Publicación del comentario

Destinatarios: Tus datos serán guardados en GoDaddy, nuestro hosting, y WordPress, que también cumplen con el RGPD.

Derechos: Tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Close Bitnami banner
Bitnami